Campo-de-Calatrava



Campo de Calatrava

  1. Home
  2. Blog
  3. Campo de Calatrava

Campo de Calatrava

Ayer día 27 de mayo pude por fín salir al campo. Una visita de reconocimiento para comprobar accesos y diseñar futuras excursiones por las cercanías de Ciudad Real. Además de las especies retratadas en este post también pude observar avutarda, chova piquirroja, aguilucho lagunero... y alcaraván. Parece que está siendo buen año para los alcaravanes que nidifican en la ZEPA Campo de Calatrava. Antes, en una incursión en el embalse del Jabalón pude ver cigüeñuelas, avocetas, chorlitejos patinegro y chico, correlimos menudo... lo que más me llamó la atención fue sin duda el bajo nivel del agua embalsada.

Las terreras comunes llegaron ya hace tiempo y ahora invaden cada campo despejado o barbecho, muy activas también se mostraron las calandrias. Mi impresión es que hay más que otros años, aunque también es verdad que no suelo estar en estas fechas en casa.

Una de las estrellas de estos campos es la ganga ibérica. En invierno se la puede observar en bandos mixtos con sisones o en grupos monoespecíficos. En primavera son más escasas, pero aún mantienen buenos números siendo ésta, una de las mejores zonas de España para su observación.

Un par de mochuelos me observaban curiosos. La rapaz nocturna más diurna... 

El único sisón que vi, pero observado durante más de media hora. Este macho estuvo reclamando desesperadamente ajeno a mi presencia a última hora de la tarde.

Abundatísimos los trigueros. Afanados ahora en la alimentación de los pollos siguen aún realizando sus típicas persecuciones entre indivíduos. Este ejemplar posó junto a la furgoneta el tiempo justo para dejarse fotografiar. 

Tendemos a despreciar a las perdices rojas porque se trata de aves comunes, presa fácil de cazadores. Desde luego se encuentran entre las aves más bonitas de estos campos. Mi admiración y simpatía para ellas. Porque nuestros montes y zonas agrícolas no serían igual sin ellas.

Una de las sorpresas de la tarde fue el encuentro con tres picogordos. Los tres juntos hubieran dado algo de originalidad a la fotografía... como es habitual, fue coger la cámara y levantar el vuelo. Al menos quedó uno dándome la oportunidad de sacarle un par de fotos. 

Esta foto de amapolas y campos verdes la tomé hace una semana en el mismo lugar. Ayer no quedaba ni rastro de las flores... y ya poco verde. Las altas temperaturas de los últimos días se han encargado de agostar el campo.

 

Santi Villa Director de Spainbirds Nature Tours